El reiki y el pasado: ¿Qué pasaría si tu pasado se disolviera en tu mente?

Cuando por ahí escuchamos que el tiempo no existe nos resulta difícil de asimilar.  Esto ocurre porque estamos prisioneros de la mente y ella no sabe distinguir las imágenes del pasado, de las del presente o incluso de las que provienen de tus propias fantasías de futuro.

Para tu mente todas las imágenes son reales. Tu mente es en cierta manera, una herramienta torpe e inocente.

Pero… ¿Qué pasaría si tu pasado se disolviera como por arte de magia, llevándose todos tus conflictos, tus traumas y tus carencias y dejara de condicionar tu presente y tus perspectivas de futuro?

Si eres como yo, seguramente has tenido un momento las pupilas dilatadas pensando en lo bueno que podría ser… e inmediatamente has sentido la angustia de perder todos esos recuerdos entrañables a los que ninguna persona quiere renunciar:

El perfume del cabello de mamá.
La voz de papá.
La sensación de seguridad de ir de la mano con papá y mamá por la calle.
Mi perro Pancho.
Jugar con los colegas en el patio.
El primer aleteo de mariposas en el estómago cuando él me miró.
El primer beso.
Descubrir el sexo.
La primera mirada de tu hijo…

Claro que no: nadie quiere ni debe perder esos y otros muchos recuerdos que me vienen a la mente… Pero también hay recuerdos que hemos hecho el intento de borrar, y que se han quedado ocultos, enterrados en nuestros subconsciente. Y estos recuerdos de vez en cuando murmuran y mueven algo del presente generando mucho dolor.

Entonces ¿Podría ser que existiera una forma de liberar esos fantasmas y no tener que tener compartimentos cerrados que ponen en peligro el Bienestar  y la Realización en nuestra vida? ¿Podría ser posible que un día pudiéramos mirar hacia esas zonas erróneas, sin sentir opresión o rabia, sino simple ternura… o nada?

¿Es posible reescribir el pasado, a un nivel de resonancia, para poder relacionarnos mejor con él y que dejara de hacernos daño?

Bueno, vengo a decirte que no sólo posible: es necesario. Y no sólo es necesario: ¡es urgente!

Pero quedémonos con lo mejor: es posible y es fácil.

A través del Método Reiki, desde el primer nivel (Shoden), ya comienza una reestructura de la vibración completa,… aunque en verdad es en Okuden (Nivel II de Reiki Usui Tradicional) cuando recibes herramientas específicas para poder sanar tu pasado. 

Pero en Shoden (Nivel I) se sientan las bases: empieza la reestructura de la vibración, y se producen los primeros cambios que te permitirán avanzar con comodidad y sin sufrir demasiadas crisis emocionales o relacionales.

Ahora bien: de nada te serviría apuntarte a uno de esos cursos express en los que te prometen estos dos niveles simultáneamente.

La razón porque Mikao Usui desarrolló un método por niveles, es porque en el Método Reiki (como en toda disciplina de desarrollo personal) hace falta practicar sobre unos mismo, y observar los movimientos que ocurren… para poder asentar e integrar lo que en ningún curso se puede enseñar: tus procesos más profundos.

El Método Reiki no se puede hacer con prisas, porque depende de comprensiones, cambios, reflexiones que estas comprensiones y cambios producen, crisis, resistencias… en fin movimientos de sanación que requieren su tiempo.

(Tengo que decirlo: es muy triste que algunos iniciados renuncien a esto, y mucho más triste que haya maestros que no lo hayan aprendido y se lleguen a sentir maestros).

Pero volvamos al pasado, que es lo que nos ocupa hoy.

El trabajo con el pasado es crucial en Okuden: y es una de las grandes oportunidades que nos ofrece el Método Reiki. (aquí tienes más información sobre este nivel)

A través de este bello y profundo trabajo he visto a personas pasar por procesos muy hermosos… como

  • recuperar la voz perdida en la memoria de una madre que había fallecido cuando la iniciada era pequeña,
  • recuperar un paseo por la playa en el que la alumna se hizo daño en el pié con algo… y “papá me lo quitó y mamá me curó…”
  • y emociones ocultas profundas que llevaron a descubrir a otra iniciada (enfadada con su padre)… y que descubrió que aquel hombre sencillo no dormía por las noches para mover su cuna de su niña para que no llorara…

Son tantas, tantas las historias preciosas que no podría contártelas todas en un solo libro. Todas , emotivas, removedoras y reveladoras… y en los seminarios Okuden suelo contar algunas que selecciono según las necesidades y el carácter del grupo.

Y que cambiaron para siempre la perspectiva de estos iniciados sobre su infancia y sobre sus padres… cambiando así, para siempre y para bien, su vida.

Avancemos entonces.

Reiki MadridAquellas cosas del pasado que te dolieron o que ocultaste por rabia o por vergüenza, no necesitan ser olvidadas.  

La clave es la siguiente: pensar en ellas todo el tiempo nos ancla en el pasado y nos lastima… pero no ignorarlas, no las hará desaparecer: las hará crecer.

Ya lo has intentado y crees que lo has conseguido: pero la resonancia está allí en alguna parte esperando una resolución por tu parte.

Jamás dejarán de esperar, y jamás dejarán de susurrar en tu oído.

Al menos hasta que tu perspectiva cambie… gracias a un dato que se te había perdido en el tiempo, o un recuerdo que al ser mirado desde el presente ha de cambiar completamente el significado del recuerdo.

Y eso te lo ofrece el Método Reiki. Ese es el trabajo con el pasado: unos de los grandes legados de Usui.

Y es una de las cosas que hace tan honorable el camino de este Arte que (a través de Reiki Sistémico®) te ofrecemos iniciar en el Liceo, para que sanes profundamente tu vida.

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente!

Pilar Rodríguez-Castillos*

PD: Abajo puedes escribir tus comentarios o tus preguntas sobre esta entrada… y por supuesto siéntente libre de compartir todo lo que publicamos por aquí.

 

2 Comentarios

  1. Pepa
    22-02-2016

    Me ha encantado el artículo Pilar. Acabo de iniciarme en el Nivel I de Reiki Sistémico y estoy todavía con mis primeras sesiones. Espero mantener la constancia y notar como voy avanzando poco a poco. Quizás en algún momento sienta que estoy preparada para dar el paso al segundo nivel.

    Un abrazo.

  2. Pilar Rodriguez-Castillos
    22-02-2016

    Hola Pepa.
    Bueno, tómatelo con calma.
    Shoden tiene mucho que darte: disfrútalo sin pausas ni prisas!

    Que tengas un feliz presente!

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*