¿Reiki o una Constelación para recuperar a tu pareja? Aquí tienes las claves.

¡No hablarás en serio! Bueno, estás en tu derecho… pero si esa es tu búsqueda has llegado a una conclusión equivocada, y a un sitio equivocado.

Y mientras permanezcas por aquí mi misión es destruir tu pensamiento mágico con singular saña, intentando que no quede nada.

Así que toma nota: cualquier terapia que te prometa sorprender a tu pareja con una nueva receta para recuperarla, te engaña.

Pueden enseñarte a manipular la relación.

Pero nadie más que tú a través de tus comprensiones, puede solucionar la crisis en tu relación de pareja. 

 

amor crecimiento personalLa mayoría de personas habla de la pareja como si se tratara de mover piezas: “voy a hacer esto, para ver si funciona”“voy a decir esto, para ver si se calma”, “voy a ocultar esto, para que no se enfade…” 

Entonces siempre me he preguntado ¿por qué nadie habla de comprender, de aceptar, y de agradecer?

 

Según mi experiencia, tanto personal como profesional, todo se vuelve más fácil cuando comienzas por ti misma.

 

Cuando en el fragor de una crisis de pareja, por ejemplo, te dices: “voy a ocuparme de arreglar mi parte, y luego ya veremos lo que pasa”.

Si ésta decisión implica verte a ti misma sin filtros embellecedores, puedes desentenderte del futuro de la relación.

Habrá movimiento, pero todo se encaminará en dirección hacia el Pleno Bienestar.

 

Este camino da miedo, lo comprendo bien.

 

Sin embargo a largo plazo es bastante más seguro y más enriquecedor para los dos.

Lo que la mayoría de las personas tiene dificultades para comprender es que no se puede hacer funcionar una relación desde el nivel más superficial: el de los actos visibles.

Una relación de pareja es la reunión entre toda la energía vinculada a ambos integrantes de la historia: el sistema familiar de cada uno está empujando a su familiar a acercarse al otro… porque a través de esa relación algo importante se reparará para los dos sistemas… y además con un poco de suerte se podría crear Más Vida.

 

Entonces no puedes sanar una relación fingiendo, preparando el plato que más le gusta, haciéndote mechas, o a través de una larga lista de actos vacíos.

Sería un apaño, y empeoraría las cosas que no resuelvas en un nivel profundo.

 

Tus actos sanadores, para ser realmente buenos para tu relación, deben provenir de una profunda aceptación , de un profundo agradecimiento,  de peticiones humildes sin ningún tono de exigencia… y de la flexibilidad que da el amor. (¿recuerdas lo flexible que eras al principio de vuestra relación? ¿recuerdas con que frecuencia decías “sí”?) Si esto no funciona es que no hay nada que hacer.

Y eso también está bien.

 

¿Para que alargar la agonía?

De todos modos el destino ha sido marcado… por vuestra decisión de dejar de ofrecer amor.

 

Sin embargo hay algo que he descubierto a través del trabajo en Constelaciones Familiares.

Y es que una vez iniciada una relación, cuanto más permaneces en ella, más fuerza tiene.

Es decir: tu sistema familiar tiende a la estabilidad, a la armonía, a la cohesión.

En cierta medida le da igual con quien estés, siempre que mires hacia la Vida y te mantengas al servicio de tu Sistema, y del Orden del Universo.

 

Es una gran noticia, sí.

A tu Sistema Familiar le da relativamente igual a quien ames, siempre que el amor sea Buen Amor.

 

Le da igual con quien vivas mientras que la vida sea buena.

Le da igual con quien procrees, mientras tu servicio a Más Vida sea honorable.

Pero nada de esto puede ocurrir mientras pienses que una herramienta (Reiki, Constelaciones, otras herramientas) puede salvar tu relación de pareja.

Es un pensamiento infantil.

Las herramientas que elijas deben ayudarte a comprender y comprenderte, a amar y a amarte, a servir y servirte.

No a manipular un juego.

 

A veces sin darte cuenta no buscas salvar tu pareja aunque efectivamente lo parezca.

Lo que realmente estás buscando es como salirte con la tuya. 

Lo que puede salvar tu relación de pareja es tu decisión silenciosa de amar al otro tal como es.

Cuando discutáis mira por qué estáis discutiendo…

Si le dices “no te preocupas por mi” piensa si le estás pidiendo algo que se pide a una pareja, o algo que se pide a una mamá.

Si le dices “te prohíbo que hagas esto o aquello” piensa si le estás tratando como a un igual… o le estás victimizando con la mejor de tus sonrisas. ¿tratas a tu pareja como si fueras más grande que él?

 

Aquí tenemos poco espacio para desarrollar un tema tan complejo, entonces mi recomendación es la siguiente:

Sobre todas las cosas, por favor pon en valor la relación. Pregúntate “¿ésto que estoy reclamando es realmente el precio que doy a esta relación o podría pagar este precio por mantener vivo lo que nos ha unido al principio?” Entonces: la mayoría de las veces verás que negociando así contigo misma, decides ganar.

Pero ganar-ganar.

Y sólo se gana cuando se mira hacia el Buen Amor.

Verás que desde esta perspectiva te encontrarás con frecuencia comprendiendo que puedes pagar incluso un precio bastante más alto por conservar la relación.

 

En la mayoría de los casos esto será así.

 

Y si no es así, bueno…pues entonces, simplemente todo ha terminado.

No pasa nada.

 

Espero que sirva… ¡por tu Pleno Bienestar!

 

Pilar Rodríguez-Castillos

 

3 Comentarios

  1. Judith Riquelme
    11-08-2014

    Gracias por tus palabras.. yo estuve en una relacion de pareja que se volvio un tormento..empece a ceder cada vez mas, y sentia que el otro me devoraba, me iba quitando todo, mi personalidad, mi autonomia, mi amor.. se me enfermo el alma y sufria montones.. entonces un dia decidi que la vida me estaba obligando a dar el paso hacia adelante y asi lo hice.. hoy encontre a un hombre maravilloso con el que camino en armonia y un bebe producto de este gran amor.. amor del bueno, como dice una canción..

  2. Pilar Rodriguez-Castillos
    13-08-2014

    Gracias por compartir tu experiencia personal.
    Me alegra que sirva!
    ^_^

    Pilar

  3. Mauro hernandez
    01-09-2017

    Hola tengo un problema tengo novia y hace 5 meses estamos viviendo juntos y 9 meses de novios ahora no se q me pasa pero cada q hay una pequeña discusión yo quiero dejar la relación y hemos estado apunto de empacar todo y marcharme los dos estamos iniciados en reiki y no se q pasa con nuestra relación tengo 42 y ella 36 años muchas gracias por la ayuda

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*