Reiki Sistémico®: No corras más. Lo que buscas está dentro de ti.

La misteriosa energía de nuestras manos viene de un tiempo tan remoto y de un lugar tan distante que parece no tener origen.

Es un túnel profundo en la penumbra que nos conecta a todos con las civilizaciones del pasado, con los ancestros, con los vivos y con los muertos. Es un poema universal que para ser leído requiere de un idioma propio. (Sophie Hellinger)

Siempre que alguien me pregunta si yo pienso que podría aprender a canalizar a través del Método Reiki le digo que no tendrá que aprenderlo: que sólo necesita ayuda para  recordar y un método sólido y profundo que le permita trabajar en ello de forma consciente.

Y agrego: “todo el mundo puede aprender el Método Reiki. El primer nivel se ofrece a todos aquellos que lo pidan”.manos que protegen

 

Del resto de niveles no hablo demasiado…  excepto para aclarar que el Método Reiki no es una carrera, sino un proceso.

 

Las personas que llegan preguntando por todos los niveles y están dispuestas a pagar lo que sea por aprenderlo todo en un fin de semana no son iniciados viables en ese momento.

Entonces les ofrezco el Shoden (primer nivel) y espero pacientemente que sus propios procesos los vuelvan viables para avanzar.

A algunos el ego les pondrá en un aprieto y correrán al primer maestro dispuesto a ofrecerles todo Reiki en un fin de semana

Esto es correcto para ellos, y aunque no les llevará demasiado lejos, no puedo controlar estos movimientos ni es mi misión en la vida.

Me basta con no participar del juego de su ego y seguir formando maestros.

 

La mejor forma de empezar a comprender el Método Reiki es vivir la experiencia de dialogar con la energía a través de algunas sesiones.

Todas las personas sin excepción notan que algo se mueve en su paisaje interno… aunque es cierto que algunos se asustan un poco.

Son los menos.

La gran mayoría de las personas, tras la primera experiencia…  se enamoran del Método Reiki.

 

crearPero quiero repetirlo, para que no queden dudas.

La capacidad de canalizar energía la tienen todos los seres humanos sin excepción.

Sin embargo para ser un iniciado no basta con canalizar.

Hace falta tomar algunas decisiones.

Mira

 

En el Liceo todo lo que hacemos está orientado a formar maestros iniciados.

Tenemos un problema los occidentales porque creemos que todo va de nosotros y nuestro pequeño ego.

 

Y para ser iniciados necesitamos trabajar la paciencia.

Y ampliar la mirada.

Y ver todo lo que nos afecta… pero fundamentalmente todo lo que afectamos a los demás.

Además, y esto es importante, necesitamos actuar de una forma responsable.

Un maestro es alguien al Servicio de la Buena Ayuda: es decir, alguien que antepone el bienestar de otros, al suyo propio.

Tiene que ser capaz de decir que no a un alumno que no está preparado.

Para eso no hace falta un curso de maestría.

Entre mis alumnos hay algunos Shoden u Okuden que son realmente maestros, sin siquiera querer serlo…  por el nivel de profundo compromiso que han asumido.

En ese sentido debo decir que “más vale un buen Shoden (Nivel I) que un mal maestro”.

“Más vale un buen Shoden (Nivel I) que un mal maestro”.

 

Lo que vengo a decirte en este artículo es que un iniciado es alguien que integra una disciplina a su vida de una manera tan profunda que cambia su visión de la vida sin casi darse cuenta.

 

En realidad es fácil y seguro.

Mucho más que flipar en colores.

 

Quizás sería importante comprender que los seres humanos somos espirituales en esencia.

Pero que eso no nos transforma en absoluto en iniciados.

Del mismo modo los seres humanos somos físicos en esencia… pero eso no nos transforma en buenos gestores de la realidad material.

 

Un iniciado necesita acceder unos niveles de consciencia que deben estar disponibles en todo momento.

Leélo de nuevo:

Un iniciado necesita acceder unos niveles de consciencia que deben estar disponibles en todo momento.

Me explico.

Si entras y sales de un trance no puedes ser de Buena Ayuda.

Tienes que conseguir una conexión sostenida.

 

E igualarte a ti misma.

Esto es: ser siempre tú.

Estés dónde estés.

Estés con quien estés.

Este es el trabajo ambicioso que hemos emprendido con Reiki Sistémico®

 

El premio es algo ansiado por todos y alcanzado por una minoría que se pone al servicio de forma consistente: el Pleno Bienestar Interior.

Es algo sencillo de alcanzar si dejas de improvisar y te aprovechas de la experiencia de iniciados avanzados.

En definitiva solo necesitas comprender un poco más, y aferrarte un poco menos.

 

Sólo con eso tu paisaje interior habrá cambiado.

Y más o menos gradualmente… tus circunstancias también.

 

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente.

 

Pilar Rodríguez-Castillos

 

FLECHADescubre aquí todo lo que necesitas saber sobre Reiki Sistémico®, la formación exclusiva del Liceo

2 Comentarios

  1. Patricia Bellot
    10-12-2016

    Súper interesante! Gracias Pilar!
    Un abrazo.

  2. isabel luchini
    06-03-2017

    PILAR gracias por compartir tu sabiduría. Senti que lo que dices estaba en mi y le pusieron música.

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*