¿Qué es Reiki? (La pregunta que no quieres que te hagan en la sobremesa).

Mi familia me ha preguntado pocas veces sobre Reiki. Supongo que tendría que lamentarlo porque esto quiere decir que lo han buscado en internet. Menuda faena, con lo que se puede llegar a leer!

Hace no mucho tiempo me llegó un artículo, creo que te lo he contado alguna vez, en el que el autor decía que los iniciados en Reiki, entre otras cosas terribles, practicamos exorcismos. Algunos alumnos me preguntaron si esto era cierto, y por supuesto les aclaré que era completamente absurdo.

que es reiki¿Por qué lo es?

Pues porque ningún iniciado que haya sido bien instruído en la práctica del Método Reiki recibirá la menor referencia sobre “energía negativa”.

En un seminario confiable, el iniciado solo escuchará hablar de la estructura de la energía como niveles de vibración. Y desde esta perspectiva no hay lugar para el mal como entidad.

Sólo hay lugar para comprender la orientación ciega hacia el equilibrio que germina en todas y cada una de las personas que conoces.

 

Incluídas aquellas con las que la sintonía es complicada.

 

Pero permíteme que te cuente una historia.

Érase una vez hace muchos, muchos años, en el Madrid de los Austria, una joven madre treintañera que hizo un curso de Reiki Express (¿?) en una sombría tienda de una callejuela olvidada.

Al entrar en la tienda y preguntar por el curso se enteró de que en una hora sabría todo lo que iba a necesitar sobre la energía, y que a partir de entonces canalizaría energía con las manos con la misma potencia que un dragon escupe fuego por la boca.

 

Así que se apuntó al curso, y regresó en la fecha señalada, una vez cerrada la tienda, para convertirse en una iniciada en Reiki.

 

Por supuesto, no lo consiguió.

 

Hizo el breve curso de una hora, y pagó lo convenido, recibiendo un manual, una iniciación y una despedida rápida con una palmada en la espalda.

Y jamás volvió a ver a su maestra porque al parecer la tienda desapareció, o al menos ella no supo regresar , y nunca volvió a escuchar el tintineo de la campanilla china que sonaba al abrir la puerta para entrar en aquel emporio del esoterismo a pie de calle.

 

Aquella joven madre treintañera era yo.

 

Y salí de aquella tienda en torno a las diez de la noche, un poco mareada por la iniciación y con una incómoda sensación de incertidumbre y desconfianza.

Hoy, más de 15 años y varios cursos de Reiki después, dedico mi vida al Método Reiki… aunque la vida tuvo que dar algunas vueltas antes para que esto llegara ocurrir.  (Puedes leer la historia completa en mi ebook gratuito “Como volver poderosa tu conexión con lo espiritual sin perder la vida en el intento”)

 

¿Por qué pienso que lo último que quieres es que te pregunten lo que es el Método Reiki en una comida familiar?

 

Pues básicamente porque entre…

“pásame el pan”, “¿qué tal las alcachofas?” y “¿te sirvo un poco más de carne?”

no se crea la sintonía necesaria para hablar de un Método de Crecimiento personal con profundas raíces budistas, cuyo principal objetivo es que aprendas a comprender y a gestionar tu naturaleza energética.

Mientras masticamos y saboramos, estamos en sintonía con un nivel de la realidad que es muy importante, pero que está más relacionado con el instinto de supervivencia, que con el aspecto intangible de la vida.

 

Así que si alguien con buenas intenciones te pregunta, mientras atiende sus necesidades más arcaicas… “¿cómo es eso que tú haces?” … tú, con la copa de vino en la mano le miras y sabes que no hay manera de dar una respuesta que por lo menos “funcione”.

 

Hace algún tiempo una alumna me contó que en una discusión acalorada con su marido, éste la apremió malintencionadamente:

 

– ¿Qué? ¿No estabas tan relajada? ¿Por qué no me haces Reiki ahora? ¿eh?

 

Lo cual era más o menos como pedirle que se sentara a meditar, o que cerrara los ojos y se durmiera la siesta en ese mismo instante.

Difícil.

 

Quizás ahora en este artículo sea mucho más fácil explicarte que Reiki es un método que tiene como propósito que te ordenes y te conectes, y que vivas más en sintonía con tu objetivo primordial… y que para esto te ofrece conceptos y herramientas que cualquier persona, hasta un niño, puede utilizar luego de la iniciación.

 

La única condición es que aprendas a mantenerte en la sintonía correcta, que es lo que se aprende y entrena en los seminarios desde el mismo Shoden- Reiki Sistémico® (primer Nivel).

El Método Reiki es un método muy vinculado a la meditación, y para sacar el máximo provecho de sus beneficios, hace falta honrar su naturaleza generosa y profunda. Por eso no puede ser un tema de sobremesa: porque no es un tema de conversación, sino un portal.

 

Al menos así es como yo lo he vivido desde que regresé a él, varios años después, de la mano de maestros comprometidos y conectados que me hicieron ver que era el camino que debía recorrer.

Porque el Método Reiki es un camino. El ReikiDo, es el camino del Método Reiki.

 

No es un club, ni una asociación, ni algo de lo que presumir frente no iniciados… sino un camino hacia la Buena Ayuda para ti y para quienes busquen el Pleno Bienestar con todo lo que esto significa.

 

Y como tú bien sabes, porque lo hemos hablado tantas veces: la Buena Ayuda es silenciosa.

 

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente.

 

Pilar Rodríguez-Castillos

 

FLECHA¿Te gustaría descubrir una nueva forma más profunda y eficaz de relacionarte con la Energía? Pincha aquí y te lo cuento todo…

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*