Preguntas Frecuentes sobre Constelaciones Familiares

¿Qué hay para ti en un Taller de esta naturaleza?

Sabemos que lo que realmente nos sana proviene de un cambio en el nivel de comprensión.

Este cambio nos proporciona una conexión, con frecuencia emocionalmente conmovedora y removedora, con un movimiento de la energía encuadrado en un campo mucho más poderoso, influyente, y por tanto, inconsciente.

Una molestia física a menudo desaparece con un sólo ejercicio sistémico adecuado.

Esto no es magia, es el efecto de una toma de conciencia de la persona.

Es el efecto de algo que la persona tenía pendiente de ver, y no estaba viendo…

A esta voz de la energía que nos habla mediante síntomas” es a lo que Bert Hellinger ha denominado “el Movimiento del Espíritu”

Es un impulso ciego de la energía “que nos orienta hacia la conciliación que falta” para que haya equilibrio.

Para que haya orden.

¿Qué temas se pueden Constelar?

La mayoría de las personas que no conocen bien esta terapia quieren Constelar para averiguar cosas sobre su familia, o quieren intentar resolver asuntos a través de las Constelaciones Familiares.

Pero las Constelaciones Familiares no son artes adivinatorias… por fortuna son una herramienta terapéutica poderosa y efectiva, que nos permite identificar y afrontar lo que “teníamos pendiente de ver”, para que ya no sea necesario el síntoma… que no es más ni menos que un mensaje del Sistema Familiar.

¿Cuánto tardarás en sanar?

Algunos procesos se resuelven de forma inmediata.
Pero los grandes procesos vinculados a profundas intrincaciones, fidelidades, sustituciones, identificaciones, necesitan un proceso que no se puede estimar en tiempo.

Sanarás lo necesario para ver que algo se mueve, que algo está cambiando… pero el proceso de sanación completo de una constelación familiar se prolonga incluso durante varios años, aún cuando en la vida los cambios se pueden apreciar , en ciertos niveles, inmediatamente.

Esto es así porque cada toma de consciencia deja paso a una lucidez distinta, que te permite el siguiente paso.

Entonces: no sanarás cuando tu quieras, sino cuando estés preparada y consciente de lo que ahora no puedes ver.

¿Qué es mejor para mi, Participar o Constelar?

Para que una Constelación se pueda llevar adelante hacen falta participantes.

Cuanto más grande es el grupo, más fuerza tiene la experiencia.

Por eso se valora mucho la participación de quienes se ponen al servicio de quienes necesitan resolver algo que no les deja acceder a la Vida con toda su fuerza.
Si estás centrada, a la hora de decidir, sabrás cual es tu papel en este grupo en particular.

En mis talleres  si tú decides coger una plaza para dedicarla a la Buena Ayuda de quienes vienen a realizar su Constelación, tendrás prioridad cuando necesites Constelar tus propios temas, y serás la primera en ser notificada para futuras reuniones.

  • Si no tienes claro cual es tu tema crucial en este momento o no puedes decidirte entre varios temas, no consteles: participa y entrégate a la Buena Ayuda.
  • Si nunca has participado de un taller de Constelaciones Familiares Sistémicas, no consteles: participa y entrégate a la Buena Ayuda.

 

Constela cuando algo de tu vida te esté inmovilizando y necesites un movimiento, una nueva visión,  una profunda comprensión que te ayude a ver lo que no ves en este momento. 

Constela cuando sientas que hay algo que sanar.

Si tienes claro “lo que necesitas”, “lo que te duele en tu vida”, “lo que te falta”, entonces ese es tu síntoma, y probablemente la elección indicada es hacer una Constelación de tu tema.

Espero que esta información sea de valor para ti. Si tienes alguna pregunta estaré encantada de responderte debajo de esta entrada.

Por tu Pleno Bienestar

Que tengas un feliz presente

Pilar Rodríguez-Castillos

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*