Reiki: Ética, Veracidad y Conexión con la vida tal como es.

Este fin de semana acudí a un esperado seminario en el que un conjunto de maestros de Reiki pudimos dar el paso de quitarnos el lastre de ser supuestos “Maestros”… y transformarnos en Formadores.

Este reconocimiento profesional ha sido una gran noticia en la gesta que algunos maestros llevamos adelante cada día para devolverle al Método Reiki el prestigio y la honorabilidad que le corresponde.

La mayoría de nosotros ya habíamos pasado antes por la universidad así que esto no nos iba a cambiar demasiado. Además la gran mayoría de los que estábamos allí hemos estado enseñado Reiki por muchos años.

Pero es una gran alegría poder ser testigos de que la eficacia del Método Reiki poco a poco le pone en su lugar.

Lamentablemente hasta el momento ha ocurrido muy lentamente.

Entre otras cosas porque a día de hoy es triste tener que reconocer que hay muchas personas que todavía asocian este método con algún tipo de magia, con algún tipo de secta, o con algún tipo de estafa.

REIKI SISTÉMICOY también me duele decir que no me extraña que esto haya pasado. Me duele mucho tener que decir que comprendo perfectamente que esto haya ocurrido.

Te doy un ejemplo: en los años que llevo guiando en este camino, me he encontrado a menudo con personas que “lo volvían a intentar” después de una experiencia extraña, o no muy buena.

He escuchado enormes disparates, y he visto actitudes de iniciados que habían perdido la conexión con la realidad y se comportaban como niños.

Me he encontrado con personas que habían hecho un par de niveles o tres de Reiki en un fin de semana, o incluso la maestría, y que desconocían lo que es un Reijú, o ignoraban la propia ética de Reiki… o decían que “el Reiki” es una técnica que proviene de la India… o que Mikao Usui era un monje cristiano.

Algunos, ignorando por completo que Reiki es el nombre de un método, decían que “Reiki había sido descubierto por Usui”.

¿Cómo ha de ser descubierto un método?

Si un método es un modo ordenado y sistemático de proceder para llegar a un resultado o fin determinado…¿Cómo puede ser descubierto por alguien?

¿De qué sirve un certificado que pone “Maestro de Reiki” si no has llegado a desarrollar el compromiso profundo del maestro con la verdad, con la honorabilidad, con el amor por el otro y le vas a contar la primera leyenda que llegue a tus oídos o a tus manos?

¿Qué hay de malo en decir que sabemos muy poco sobre Mikao Usui pero que a la vista de lo que sabemos, se evidencia que creó esté método integrando todos sus conocimientos sobre la energía y sobre la vida… que obtuvo a través de su experiencia como meditador, como Budista prácticante, gracias a su gran ambición intelectual, a su gran sensibilidad social, a su profundo compromiso con los demás… beneficiándose de su posición socio-cultural acomodada, que le permitió acceder a libros que mandaba traer desde el extranjero, y en los que invertía grandes sumas de dinero?

¿Sabías que Usui fue secretario de un ministro? Usui era un hombre culto, inteligente, pero también práctico.

Y sí, al parecer el satori (palabra japonesa que designa el estado de iluminación) le llegó en Kuramayama  luego de 21 días de retiro/ayuno meditativo… ¡a los 60 años de edad!.

Así que no fueron 21 días… Usui llevaba 60 años meditando, practicando Ki Ko (la variante japonesa del Chikung), leyendo y cultivándose. Y viviendo honorablemente la vida tal como le había tocado.

¿Magia? No: el resultado de un profundo y constante trabajo interior.

Por eso fue el gran maestro que fue: por su gran compromiso con su propio desarrollo a todos los niveles, incluído el espiritual.

Sin embargo a menudo llegan personas al Liceo que han hecho algún curso de Reiki, y a las que nadie les ha  explicado sobre la importancia de la conexión con la realidad para la persona que busca desarrollar su espiritualidad. Y entonces llegan como niños, buscando un significado fantástico a todo lo que han experimentado con la energía.

Y este error tiene como consecuencia al menos tres cosas:

  • Si no estás conectado con la realidad física te debilitas.
  • Si en lugar de comprender la vida la “sueñas”, es como si cruzaras la Gran Vía mirando el cielo embobado en horas punta: te pones en peligro.
  • Y una vez ocurrido las dos anteriores: te alejarás de un método que te puede ayudar a vivir mejor… creyendo que lo has conocido, cuando ni siquiera te has acercado a él… ni mucho menos.
portada-ebook-energia

Ebook Gratuito disponible para participantes de La Comunidad del Liceo.

Esto es lo que pasa cuando una persona se pone frente a un grupo de alumnos e improvisa para llenar las horas… de futuros Maestros de Reiki. Se propaga el absurdo, y un método que puede enriquecer la vida de muchos… es injustamente relacionado con el absurdo.

Lo he dicho antes. Lo he dicho muchas veces. Y se lo digo a todos mis alumnos desde siempre: Reiki es el nombre de un Método para que tú te sanes a ti mismo.

Reiki no es una energía. No es magia. No va a compensar tus carencias.

No puedes nacer de nuevo a través del Método Reiki.

No puedes ocultar tus miedos detrás del Método Reiki.

El Método Reiki es el arte de sanarte a ti misma, de la única manera en que las personas pueden sanar: a través de un cambio vibracional… que traerá como consecuencia un nuevo nivel de comprensión y de percepción.

 

Pero una vez dicho esto, y tomando en cuenta que si aún estás aquí es que no has salido corriendo a buscar el primer curso de Reiki express que puedas encontrar para que alguien que no sea tú te resuelva tus asuntos, hay algo maravilloso en esta perspectiva.

¿Recuerdas la primera vez que te permitieron ir en metro sola?

¿O la primera vez que te dejaron la llave de casa y no te pusieron pegas con la hora?

Yo recuerdo que cuando era una niña mi padre me dejó viajar sola por primera vez.

Me alegré pero cuando subí al autobús, en el momento en que se cerró la puerta… tuve el impulso de bajarme… y sentí una horrible angustia al ver que ya era tarde y que me alejaría de mi padre sin remedio.

¡Y quise gritar!

Pero unos minutos después algo había sanado en mi… y me sentía orgullosa, adulta, fuerte, independiente.

Siempre agradecí ese gran momento a mi padre… porque uno nunca olvida aquello que le hace libre.

 

Pues bien… el Método Reiki es un método que te muestra todo lo que has olvidado sobre tu propia naturaleza energética… te enseña como gestionar toda esa energía… te ayuda a ordenarte, a simplificarlo todo, a amar más y mejor.

Te hace humilde a base de nuevas comprensiones sobre la vida y sobre ti misma.

Y sobre todo: te hace libre.

 

Por eso es un método honorable: porque te honra a ti y a tu destino.

Su única orientación es hacia el Orden… es decir hacia Anshin Ritsumei (el Pleno Bienestar Interior).

Tal es el noble y difícil trabajo de un maestro que realmente esté al servicio de la ayuda… y no al servicio de su ego.

 

Espero que sirva…

Que tengas un feliz presente!

 

Pilar Rodríguez-Castillos*

 

FLECHASi quieres saber más sobre Reiki Sistémico®, la orientación exclusiva del Liceo, pincha aquí

6 Comentarios

  1. Nora
    09-12-2015

    Hola buenas tardes. .
    estoy muy interesada en iniciarme en el conocimiento del riki pero por cuestiones de trabajo no me es posible los fines de semana. 
    He asistido a talleres de constelaciones familiares y me encuentro muy a gusto con Pilar…
    Un saludo gracias

  2. Pepa
    09-12-2015

    Gracias por la información tan seria sobre Reiki y por abrirnos ganas de saber más.

    Un saludo.

  3. Pilar Rodriguez-Castillos
    15-12-2015

    Hola Pepa,

    Me alegra que sirva.

    Gracias por visitar el Blog del Liceo.

    ^_^
    Pilar

  4. Isabel
    14-12-2015

    Me parece estupendo,que alguien empiece a decir la cantidad de supuestos maestros que solo buscan ganar dinero.
    Yo como maestro en proceso,he sintonizado a personas que supuestamente ya estaban sintonizadas y para nada las habían engañado y cobrado un dinero por nada.
    Isabel

  5. Pilar Rodriguez-Castillos
    15-12-2015

    Isabel: no creo que haya maestros que solo busquen ganar dinero.
    Cuando esto es lo que parece, simplemente es que aún la persona no está preparada para iniciar a otros.
    De la misma manera que no está preparado para enseñar a otros quien todavía está en manos de su ego, o quien no honra a los otros maestros. La maestría no es una jerarquía espiritual… es un servicio: siempre que nos descubrimos sintiéndonos “más grande que el otro”… es mejor que nos abstengamos de sintonizar a otros.
    Gracias por visitar la web del Liceo.
    Que tengas un feliz presente.

  6. Pilar Rodriguez-Castillos
    15-12-2015

    Hola Nora,
    Tienes disponibles seminarios de Nivel I todos los meses… pero siempre en sábado.
    Esperemos que en vacaciones o en algún puente te encajen las fechas y puedas venir a alguno de nuestros cursos.

    Gracias por visitar la web del Liceo!

    Pilar

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*