Un poco de Reiki no es suficiente. Pide más. Exígelo todo.

Cada vez que salgo a dar un paseo me encuentro con algún centro en donde ofrecen “fisioterapia, masajes y reiki” (así sin mayúsculas, como si no fuese un nombre propio), o alguna peluquería en que ofrecen Reiki a sus clientas.

La Maestra Takata, que era norteamericana, decía “mejor un poco de Reiki, que nada”. Pero… pudiendo obtener más… ¿Por qué no hacerlo?

Siempre me ha parecido muy triste cuando las personas sólo toman una parte de algo bueno.

Los occidentales hacemos esto con casi todo lo que la vida nos ofrece.

Es nuestro modo de escapar de cualquier responsabilidad en los procesos,  y quedarnos en la superficie para evitar cualquier enfrentamiento con la realidad más profunda: nos protegemos a través de la mente, de cualquier posible cambio que nos confirme que no somos inmortales.

Quizás ahora te estés preguntando:

 

¿Qué tiene que ver esto con el Método Reiki?

Pues todo.

Pero para explicártelo deja que te cuente una pequeña historia:

Hace mucho mucho mucho tiempo (en realidad no tanto como algunos hacen creer) nació un niño en la prefectura de Gifu (Yago), en Japón. gifu

Corría el año 1865, exactamente y el pequeño de ojos rasgados vino a nacer en el seno de una familia de Samuráis.

Muchos de sus ancestros habían sido samuráis legendarios, héroes en siglos anteriores… y en especial uno de ellos, Toshitane Chiba, había consquistado la ciudad de Usui en el siglo XIV… y había muerto asesinado en una batalla por las Llanuras de Kanto en 1559.

Al parecer el clan Chiba cambió su nombre a Usui en honor de esa victoria, respondiendo a una costumbre habitual en la tradición samurai: el hijo menor tomará un nuevo y significativo apellido, e iniciará un nuevo linaje honrando a su padre.

Y en esa familia, con esa cultura y esa visión de la vida, nació y creció el pequeño Mikaomi Usui (Mikao Usui).

La juventud de Mikaomi ocurre en el periodo Meiji.

Esto es una importante influencia en su vida, porque Japón se interna en una vorágine de cambios rápidos, potentes y muy significativos tras haber tomado la determinación de convertirse en una potencia mundial.

Por ejemplo envían observadores a destacadas potencias mundiales para analizar los sistemas educativos, judiciales, institucionales, gubernamentales e incluso industriales para adaptar lo mejor de cada casa, y ponerlo en marcha en el programa de modernización, remodelamiento y empoderamiento de Japón.

La oligarquía de los Samurai hace todos estos movimientos profundos asfixiando y empobreciendo al pueblo japonés con restricciones e impuestos.

reiki usui Entonces, la época en la que crece Mikaomi es una época convulsa, algo que por su carácter comprometido y generoso, sin duda debió marcar su forma de ver la vida y el mundo, visto el gran amor con el que dedicó más adelante su vida a la ayuda de los demás.

El muchacho creció en un entorno budista tradicional (más adelante se orientaría a la Tendai del Budismo Esotérico Tibetano) y se fue transformando en un joven inteligente, sensible, curioso y generosoun estudiante sagaz, que bien pronto se interesó por la literatura.

A medida que maduraba comenzó comprender lo que sucedía en su sociedad y en su entorno, y se interesó fuertemente por la política, campo en el que realizó un servicio importante.

Fue Secretario Privado del Ministro de Comunicaciones de Japón, que es algo parecido al Ministerio de Relaciones Interiores en occidente.

Realmente jamás fue Doctor, ni Rector de Universidad, ni prácticamente nada de lo que habitualmente se le atribuye.

El único “título oficial” que obtuvo Usui fue una maestría en Literatura… aunque hasta su muerte fue un autodidacta voraz con una gran capacidad de aprendizaje e integración, que  tenía extensos conocimientos en medicina, en historia, en fisiología, en psicología y teología... y que estaba especialmente interesado en el estudio del el Kyoten (libro sagrado Budista).

 

¿Usui era un hombre rico?

Mikao Usui tuvo la suerte de pertenecer a una familia ilustre, y socioeconómicamente muy bien situada.

De hecho vivía con su familia en un barrio bastante exclusivo.

Su padre, Taneují, era un exitoso comerciante.

Pero aunque Usui le honraba y admiraba profundamente, nunca fue bueno como él en los negocios: los libros eran su gran perdición, y gastaba pequeñas fortunas en conseguir ediciones extranjeras… con el consiguiente resentimiento de su economía.

También resintieron su economía las frecuentes enfermedades que le tocó experimentar, entre ellas el Cólera, que contrajo a los 30 años y que casi termina con su vida.

Al parecer por estos años Usui se había quedado casi sin dinero, y se refugió en su espiritualidad comenzando una búsqueda sobre la que si bien hay testimonios orales, no está muy documentada… pero que terminaría con el desarrollo del Método Reiki.

 

¿Por qué y para qué creó el Método Reiki?

Usui creía que todas las personas debían tener acceso a la plenitud física y espiritual, sin importar su origen ni su situación economica.

Buscaba la manera de ofrecer a todo aquel que quisiera vivir mejor, un método sencillo cuya profundidad pudiera ser la que cada practicante estuviera dispuesto a alcanzar.

De este modo la ayuda sería una ayuda abierta, accesible y para todos.

A menudo hablaba de Reiki como “Arte”, y como Rei Ho (que muchos traducen como técnica aunque no sea del todo correcto)  y explicaba que al sanar el espíritu de las personas todo lo demás es sanado.Sensei Usui

Luego de un tiempo de practicarlo consigo mismo y con personas de su entorno, y de ser testigo de los grandes cambios que ocurrían en su vida y en la de aquellos que lo aprendían, Usui decidió poner a disposición de más personas el Arte del Reiki.

Entonces nació en  la provincia de Shizuoka lo que llamó Usui Shiki Reiki Ryoho, que era algo así como una escuela- consulta. Luego abriría en Tokyo su segunda escuela, que estaba a tres manzanas del Palacio Imperial  muy cerca de un hermoso santuario.

Allí su escuela pasa a llamarse “Usui Shiki Reiki Ryoho Gakkai” (Sociedad de personas dedicadas al Sistema de Sanación Natural diseñado por el maestro Usui)

En todo esto la palabra clave es “escuela”: Usui no planteaba Reiki como un terapeuta, sino como un mentor que guiaba al mayor conocimiento interior de sus alumnos.

Esto tiene una gran importancia porque el sueño original de Usui no contemplaba crear dependencia de un terapeuta… sino enseñar a la máxima cantidad posible de personas el secreto de la felicidad permanente.

Efectivamente era, como muchos iniciados saben, un hombre cultivado, inteligente, y generoso.

Pero algo que apreciaban especialmente sus alumnos era… ¡su gran sentido del humor!

Y desde luego casi nadie menciona que era un hombre extremadamente ambicioso.

Quizás porque en occidente consideramos la ambición como algo negativo.

Pero lo era.

Así que no se conformaba con ganar dinero ofreciendo cursos y sesiones.

Buscaba realizarse ofreciendo el secreto de la autonomía y el Pleno Bienestar a los demás.

Por eso una parte importante de su trabajo consistía en divulgar el Arte del Reiki, buscando que lo vieran como un camino- Reiki Do – y no como un medio para sanar síntomas o relajarse.

 

¿Qué hay para ti realmente en el Método Reiki?

reikisistemicocharlaHoy, con todos los avances de la ciencia, tenemos la oportunidad de comprender mejor el Método Reiki, desde una perspectiva fundamentada.

Sabemos que las emociones negativas crean una respuesta neurotransmisora también negativa y hacen que el organismo se desequilibre y si no corregimos nuestro desempeño emocional, finalmente enferme.

En cambio en occidente, se ofrece como si fuera una aspirina, se mezcla con masajes, con tarot o con una permanente. Se ofrece sin autorización del receptor, ignorando la ética del método, y los propios practicantes no conocen su verdadero espíritu y origen.

Por supuesto que esto es principalmente responsabilidad de los maestros… aunque bien es cierto también que es responsabilidad del alumno buscar bien y sin prisas hasta encontrar una guía que no se quede en la superficie y nos ofrezca una gran nada adornada de leyendas y de mitos mágicos.

Para separarnos de las corrientes que simplifican el Método Reiki y no lo enseñan en profundidad, es que en el Liceo (una escuela- consulta disponible en la ciudad de Madrid) ofrecemos la formación desde una nueva corriente, que no un nuevo Reiki, que rescata el Método Reiki en su totalidad como Tanasue (terapia con las manos) pero también como un ambicioso método de desarrollo personal y espiritual: Reiki Sistémico®

Si te interesa profundizar sobre el tema próximamente puedes asistir a un Seminario Shoden- Reiki Sistémico®  (los ofrecemos casi todos los meses en Madrid).

La única forma de participar en este seminario es utilizando este formulario.

Y por favor, cuando busques el Pleno Bienestar, sé ambiciosa y asegúrate de no comprar un certificado.

Un diploma no es suficiente (aunque en todo seminario serio debes asegurarte de obtenerlo, porque constituye la forma de comunicación entre maestros): además necesitas comprensiones, guía experta, y un cambio de visión sobre ti misma y sobre la vida.

Sólo así podrás sanar tu vida, vivir con alegría y hacer felices a aquellos que se te acercan y que te rodean.

 

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente!

 

Pilar Rodríguez-Castillos*

 

Un comentario

  1. Rodolfo
    05-02-2016

    Estoy de acuerdo a que hay una sola energía y es universal, como seres humanos cada uno tiene su nivel vibratorio que depende de sus formas de pensar, de actuar, de hablar, cuando nos alejamos de las leyes del universo ocurre lo que llamamos negatividad, entramos en un desequilibrio energético que es lo que provoca malestares, enfermedades etc. Esto ocurre por nuestra ignorancia sobre el conocimiento de uno mismo que lamentablemente no se enseña en las escuelas desde chicos y no sabemos encausar esta energía para obtener la verdadera felicidad que no es material sino espiritual.
    Abrazo
    rodolfo

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*