Mujeres Libres, Mujeres Indomables… Mujeres de hombros anchos.

Hace algunos meses una conocida coach me sugirió con toda la buena intención que hiciera un estudio de mercado para mejorar el SEO de mis artículos.

Como siempre tomo nota de las sugerencias de personas experimentadas y tomé nota mental de sus indicaciones; al llegar a casa lo apunté en un bloc de ideas en el que luego seguí tomando tantas notas, que todo el asunto se quedó enterrado en el olvido.

Entonces hace unos días lo recordé, y luego de un tiempo largo de rebusca, y puesto que tenía en mente escribir este artículo, me dispuse a seguir sus indicaciones.

La pregunta que debía hacerme era… “¿Qué quieren leer las mujeres? ¿Qué buscan en internet?”.

Y al indagar, me encontré un largo listado de búsquedas que no aportaban nada más que decepción para mí.

Las principales búsquedas que interesan a las mujeres son las siguientes:

Ropa mujeres, Orgasmos femeninos, hormonas femeninas, pelo corto mujer, marca de ropa femenina…

y luego de algunas páginas, abruptamente y sin transición, comienzan a aparecer: mujer cáncer, cáncer de mama, metástasis cáncer ovarios, mujer y cáncer…

miedo1Me detuve horrorizada. ¿qué nos está pasando a las mujeres?

¿Es que la muerte nos sorprende intentando la realización a través de la búsqueda equivocada?

Conmovida cerré el ordenador y me marché sin saber que hacer.

¿Cómo hacer concientes a las mujeres de su verdadero poderío… y animarlas a una búsqueda que enaltezca más el papel femenino al servicio de la Vida y de su propio Destino?

Desde que era pequeña pude observar con extrañeza que las mujeres a mi alrededor no vivían para sí mismas, aunque creían hacerlo.

Estaban esclavizadas al servicio de su imagen; hablaban con más o menos amargura sobre su edad y sobre todo … esto siempre me ha entristecido mucho, competían con las otras mujeres.

Las mujeres más maduras vivían la madurez sin valorarla para nada en su justa medida.

Se sentían en muchos casos heridas o avasalladas por las jóvenes, que actuaban frente a ellas como si se vengaran de algo.

“Ahora yo soy la joven y mira, tú ya estás acabada”.

El dolor de estas mujeres sin libertad las hacía vulnerables, y las hacía parecer muy pequeñas y frágiles.

Y esto se veía en sus miradas, y en sus intentos, vanos, de ocultar las marcas de la edad a través de estrategias que solamente engañaban a una persona, y mal.

Y esta persona, a la que conseguían engañar malamente, eran ellas mismas.

 

A lo largo del tiempo me encontré con unas pocas mujeres que me marcaron a fuego, y que increíblemente no eran ni guapas, ni jóvenes.mujer-inteligente

Ni tampoco estaban para nada preocupadas por ese asunto de la juventud.

Una de ellas fue la última esposa de mi padre, Consuelo, una gallega pequeña e indomable a la que un día mi padre le hizo una broma sobre lo turbios que estaban los cristales de la cocina del piso que compartían en Arturio Soria.

Ella le respondió con una sonrisa sarcástica:

– Si te molestan límpialos tú. Yo soy Licenciada en Lenguas Románicas, no empleada de hogar. O traduzco textos o limpio cristales.

Recuerdo que mi padre se quedó sin palabras, lo cual era mucho decir.

Tenía con Consuelo una relación de amor-odio.

La admiraba y respetaba profundamente.

Fue una mujer fundamental en su vida.

Pero no le resultaba fácil soportar su seguridad, independencia y desparpajo.

 

Cosa que a ella le daba completamente igual.

 

Y yo pensé:

– ¡Ole! Definitivamente quiero ser como ella.

 

Consuelo murió dos o tres años después de cáncer linfático (síndrome de Hopkings), y mi padre nunca volvió a formar pareja hasta su muerte, que fue apenas tres años después que ella.

Cuando hacía esta búsqueda de la que te he hablado en la introducción pensé en ella.

Pensé que las mujeres nos sentimos muchas veces sin permiso para una vida libre… y que hay una raza de mujeres de hombros anchos que parece que soportan todo el peso de una libertad que el resto de mujeres eludimos soportar.

Tiene sentido si piensas que la libertad femenina es una gran deuda que amasamos, hombres y mujeres, y que todavía se mantiene pendiente en gran medida.

¿Qué pensarías si te dijera que no sólo tu experiencia sería mejor si te permitieras ser, más allá de la edad de tu piel o del peso de tus caderas, una persona del sexo femenino, que no se deja abrumar por las exigencias caducas de la sociedad de consumo?

Antes, las abuelas eran sabias… ¿cuándo dejaron de ser sabias para ser invisibles o estar demodée?

Otra mujer que me marcó fue una que vi a mi lado una tarde de playa en Canasvieiras (Brasil).

Llevaba el cabello corto y gris, y jugaba con sus nietos.

Posiblemente tendría algo menos de 60 años.

Se la veía alegre, segura, sensual, y fuerte.

También pude percibir que sus nietos estaban cómodos con ella y que la adoraban.

No hablamos, pero pensé:

– Madre mía, quiero ser una abuela como ésta!

 

Siempre he estado profundamente interesada en mis congéneres y en sus procesos,

Porque está muy claro que las mujeres tenemos muchos niveles pendientes, aunque hemos avanzado en algunos… pero aún no es suficiente.

Algo que no te he contado es que las búsquedas en la red de los hombres, vinculadas a mujeres, están relacionadas a “que regalarnos”, “cómo hacernos el amor”, y luego directamente pasan a las búsquedas vinculadas al mercado del sexo.

Y si buscas en google algo como “Psicología Femenina” todo lo que encuentras en primera instancia está vinculado a evitar una separación o un divorcio.

 

¿En que momento dejó de ser importante comprender lo que nos pasa, resolver los conflictos en la pareja, o aprender a comunicar y a respetarnos?

Tal parece que hacemos las búsquedas cuando ya es demasiado tarde, lo cual es normal si ocupamos la mayoría del tiempo en acicalarnos y luchar contra el tiempo.

¿De verdad nos extraña que nuestras relaciones de pareja no funcionen?

Pues a mi no tanto.

Se nos ha olvidado lo crucial, que es vivir.

 

La mayoría de las mujeres aún creemos que ser libres e independientes es una gesta que requiere una gran dosis de valor, agresividad, y masculinidad.

Y esto nos distancia de los hombres y resquebraja internamente nuestra relación con nuestra naturaleza femenina.

Creo que todavía nos falta asimilar que hemos nacido libres, no por mujeres, sino por personas.

Y hemos nacido indomables, pero no por mujeres… sino por humanas.

La teoría la tenemos, como les gusta a decir a algunas, pero el problema es la práctica.

Entonces:

La única diferencia está en si vamos a ser Mujeres Delicadas o Mujeres de Hombros Anchos.mujeres-hombros-anchos

Mujeres dispuestas a llevar con todas nuestras hermanas la parte de libertad que por humanas nos corresponde llevar.

O si vamos a seguir eludiendo nuestra parte.

Mientras unas pocas caen desfallecidas, enfermas, agotadas y sin fuerzas por cargar lo que a nosotras nos corresponde.

Porque de todas maneras ellas caen primero, sí…

Pero después, tras descubrir que el camino elegido nos lleva a un punto ciego en el que nos volvemos invisibles para el resto del mundo, caeremos detrás las que no podemos soportar el peso de nuestra culpa frente al compromiso con Lo Femenino.

La pregunta que quiero dejarte aquí es…

¿qué estás dispuesta a hacer, si es que estás dispuesta a hacer algo, a este respecto?

Por tu Pleno Bienestar, espero que comprendas a lo que me refiero.

 

Que tengas un feliz presente.

Pilar Rodríguez-Castillos

9 Comentarios

  1. Belca carrasco
    30-12-2014

    Gracias Pilar por tu interesante articulo, mientras lo leia, me parecia que era yo la que lo habia escrito. Siempre he tenido la misma inquietud, por lo que me tacharon de rebelde, y si, lo soy, porque seguire la lucha hasta que logre salvarme y salvar a algunas. Muchas bendiciones para ti de corazon a corazon y un feliz 2015. Gracias.

  2. Pilar Rodriguez-Castillos
    31-12-2014

    Gracias Belca… me alegra mucho que sirva. Feliz 2015 y adelante! ^_^

  3. Matty
    30-12-2014

    Que lastima que vivo tan lejos, en México. Pero me encantaría poder hablar contigo, estoy pasando por los peores días de mi vida. Mi esposo murió hace 6 meses y desde allí siempre estoy enferma y deprimida

  4. Pilar Rodriguez-Castillos
    31-12-2014

    Ya ves que la distancia no nos impide comunicarnos Matty.
    Lamento lo de tu esposo.
    Piensa en su muerte como en una liberación para él… y de algún modo también para ti.
    No lo sigas en la muerte, esto no es bueno para ninguno de los dos.

    Adelante! Adelante! Adelante!

    Un abrazo muy fuerte.

  5. Gloria
    31-12-2014

    Gracias por estas palabras.
    Me vienen bien estos toques de atención para despertar y recuperar cosas que sé son ciertas pero que a veces las entierro en el arrastre de los días. Me recuerda que no soy sólo madre, esposa, pareja, hija, hermana, que primero soy yo, persona y luego lo demás, pero siempre hasta un límite.
    Gracias

  6. Pilar Rodriguez-Castillos
    31-12-2014

    Hola Gloria!
    Siempre es un gusto verte por aquí! Me alegra que sirva y que te de fuerza… y que recuerdes que ante todo eres tú.
    Si te olvidas de esa parte, todo lo demás pierde fuerza!

    Un abrazo muy fuerte y feliz 2015!!!

    ^_^

  7. monica
    02-01-2015

    Gracias Pilar me ayuda mucho tus palabras es el empujoncito que a veces me falta muchas gracias por estar ahi ,conocerte es sin duda parte de lo bueno que me dejo el 2014

  8. Pilar Rodriguez-Castillos
    02-01-2015

    Me alegra que sirva, Mónica!
    Adelante!

    ^_^

  9. Ruth
    30-10-2015

    Así es, yo me perdí a mi misma, sigo pérdida y el impulso de empezar a comprender y evolucionar, creó que viene porque creó que también he echado a perder todo lo que tengo conmigo. Y quiero que cure, si todavía estoy a tiempo.
    Gracias Pilar!

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*