Descubre la primera lección del Método Reiki para el no iniciado.

Con mucha frecuencia en las charlas temáticas gratuitas que ofrecemos en el Liceo, escucho decir a las personas que están interesadas en Reiki, porque “creo en la energía y quiero saber como gestionarla”, o porque “siempre he tenido mucha energía pero no sé como manejarla y quiero aprender cómo”. Algunas, que han percibido ese aspecto solidario y conectado del Método Reiki me dicen… “me gustaría aprender para poder ayudar a los demás”…. y la mayoría suelen decir: “he probado una sesión, me ha sorprendido/encantado/alucinado y quiero aprender”. Pero ¿cualquier curso de Reiki garantiza una respuesta a esas expectativas?

Mi experiencia como alumna ha sido en su mayor parte buena, pero muchas veces también me he quedado con una sensación de vacío. Cómo si me hubieran tratado como una niña pequeña. He hecho varios cursos de cada nivel, y sólo en unos pocos de ellos he sentido que estaba accediendo a un nivel más profundo de comprensión… y me he llevado conocimiento, información y soluciones para mis problemas. Por eso, cuando empecé a comprender que quería prepararme para transmitir Reiki, constantemente me preguntaba si sería capaz de colmar, ya no las expectativas de los alumnos… sino las mías propias. Yo fuí una alumna abierta, pero profundamente exigente en la misma medida.

Y no quería que me vendieran peces de colores: quería iniciar un camino de comprensiones profundas, que me permitieran avanzar al siguiente nivel… y luego al siguiente… y luego al siguiente… Eso sí, sin prisa, y paso a paso.

Como maestra honro a todos los maestros, sea cual sea su nivel de compromiso. De manera que nunca me vas a escuchar hacer una valoración negativa sobre un maestro de Reiki. Y si tuvieras la facultad de escuchar los pensamientos, tampoco me escucharías pensar una valoración negativa sobre un maestro de Reiki. Los maestros e iniciados, todos pertenecemos a Reiki, sea cual sea nuestro compromiso.

Pero creo que a lo que sí tienen derecho los alumnos es a saber lo que pueden obtener de uno u otro curso. Sí sólo quieres que te activen los símbolos de Reiki… entonces cualquier curso te conformará. Sí solo quieres poder decir a tus amigos que tienes tal o cual nivel de Reiki, entonces casi no necesitas un curso: te lo podrás inventar. Es económico, no requiere compromiso alguno, y el resultado social será el mismo. Porque socialmente el Método Reiki no tiene mayor importancia.

Ahora, si lo que tu quieres es entrar en contacto con una herramienta que te permitirá avanzar en tu camino interior, aproximarte a tu objetivo primordial, relacionarte con las personas que te rodean de una manera equilibrada, comprender lo que te pasa y resolver problemas que vienes arrastrando desde hace tiempo, que no hacen más que crecer y multiplicarse… y tomar acción para un cambio radical de tu paisaje interior y tus circunstancias… bueno, entonces el Método Reiki sí que es para ti. Pero no te bastará con una sintonización: necesitarás poder hacer preguntas, obtener respuestas, y sobre todo te hará falta una guía posterior.

Porque el verdadero curso de Reiki empieza cuando termina el curso de Reiki. ¿Y por qué digo ésto? Pues porque lo he experimentado en mi misma, y lo veo constantemente en mis alumnos. Una vez que se inicia el movimiento en dirección al cambio, luego de la iniciación, el proceso de adaptación es profundo, agitado, y muchas veces confuso para un alumno occidental: todos nuestros esquemas se descolocan.

Porque la vibración alta no casa muy bien con nuestro “argumentario”: más bien lo desmelena.

Entonces si tú eres de esas personas que quieren un cambio profundo y que están dispuestas a ver más allá de los libros de cuentos. Si no quieres convertirte en una persona que “habla raro”… pero quieres ser de esos afortunados que “vuelan por las térmicas” y viven una vida armónica y conectada con el Orden del Universo. Si quieres que tu destino te honre, y honrar la Vida con cada uno de tus pensamientos y de tus actos… pero aún así quieres seguir disfrutando y perteneciendo a tu vida tal como es, sin adentrarte en rarezas que te excluyan de tu propia sociedad, busca bien a tu maestro. Es importante.

Porque la acciones externas no tienen la menor fuerza si no provienen de un movimiento interior conectado.

Entonces de nada te valdrá decir “namasté”, enviar “mucha luz”, y dar discursos sobre que “no se debe juzgar” si no has hecho un verdadero movimiento interno hacia un nuevo nivel de comprensión, una nueva sintonía con la totalidad, una real aceptación de ti misma, un paso innegociable hacia tu independencia y hacia tu Fuerza Adulta… y un movimiento decidido hacia tu propia meta primordial en esta vida.

Mi recomendación, cuando busques un maestro, es que busques alguien que se dedique en cuerpo y alma a transmitir el Método Reiki, como si se tratara de un sacerdocio. Pero que cuando le veas o hables con el o ella… no te parezca fantasmoso y extraño. Y sobre todo, que no te des prisa.

Porque la primera lección del Método Reiki es que las comprensiones no requieren prisa: requieren apertura, agudeza, y compromiso. Pero no prisa: la prisa te conduce a la superficie. No ayuda a profundizar en nada. Si sigues esta sencilla regla, no tienes como perderte en el camino hacia tu crecimiento interior, puedes estar segura.

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente.

 

Pilar Rodríguez-Castillos*

 

¿Ya recibes el Boletín del Liceo?… Pincha aquí para recibir información exclusiva para suscriptores.

[symple_button color=”red” url=”http://www.senderoreiki.com/inscribete-en-nuestro-boletin-gratuito/” title=”Visit Site” target=”blank” border_radius=””] Suscríbete AQUÍ para recibir el primer artículo [/symple_button]

PD: Abajo puedes escribir tus comentarios o tus preguntas sobre esta entrada… y por supuesto siéntente libre de compartir todo lo que publicamos por aquí! Adelante!

[sociable/]

______________________________________________________________________________________

Sobre la Autora:

Pilar Rodriguez-Castillos es Terapeuta, Consteladora, y Profesora del Método Reiki con formación Sistémica, PNL, Arquetipos, y Análisis Transaccional.

Ha creado un método de trabajo individual que integra estas y otras disciplinas de la terapia breve que pone a disposición de la Buena Ayuda de aquellas personas que intuyen que tienen una Fuerza y un Potencial mayor, pero que no consiguen sintonizar con ellos, para ayudarles a conseguir en el menor tiempo posible el acceso a una mayor sintonía con su propia Alegría de Vivir, su  Fuerza, y su Realización Personal.

Pincha aquí si quieres ver los testimonios de otros consultantes sobre esta terapeuta.

2 Comentarios

  1. jose.luis
    14-10-2014

    Me agrado la introduccion del tema!!! Como le.puedo hacer? Me gustaria asistir al taller y aprender

  2. Pilar Rodriguez-Castillos
    14-10-2014

    Hola Jose Luis.
    Aquí tienes el enlace para solicitar tu plaza para el próxio Seminario Shoden (Nivel I)
    Actualmente queda solo una disponible: http://www.senderoreiki.com/reiki-nivel-i/

    Cordialmente

    Pilar

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*