Honrar el Método Reiki: Iniciación sin Comprensión no es Suficiente.

“Tu mente, que es un pequeño universo, ha de integrarse y unificarse con la regla natural del Gran Cosmos” (Mikao Usui)

Mi primer acercamiento al arte del Reiki, tal como le llamaba su creador Mikao Usui, fue a través de un curso de apenas dos horas en el que la maestra me explicó muy pocas cosas y, luego de la iniciación, me mandó a casa un poco atontada y llena de preguntas sin respuesta.

Como antigua practicante de meditación fui capaz de darme cuenta de que aquello no había sido un ritual vacío, y aunque me preguntaba muchas cosas, pronto con la práctica descubrí que efectivamente no estaba perdiendo la cabeza: la canalización se volvía más potente y sorprendente con la práctica, y yo me sentía diferente… aunque sin poder explicar muy bien cómo.

De hecho la sensación al salir de aquella breve charla y la sintonización posterior no me gustó realmente mucho. sendero sakura

Era una sensación de tipo “si, pero no… no sé yo…” 

(Si eres como yo una persona que necesita comprender sus procesos, quizás conozcas esa sensación).

Bien, desde entonces hasta hoy, han pasado cerca de 15 años y ya no tengo dudas sobre la gran maravilla que ha resultado ser en mi vida el Método Reiki.

Ha cambiado mi vida y me ha ayudado a darle sentido ayudando a otros a cambiar para mejor la suya.

Sin embargo la gran fuerza con que este método impulsó mi conexión con la Vida no provino de aquel curso tan breve ni de la sintonización o iniciación… sino de 3 comprensiones posteriores:

  • sobre las metas de su creador,
  • sobre su cultura y su época,
  • y sobre todo sobre la energía.

Para todo eso necesité más que lecturas sobre el Método Reiki (me he rendido ante la evidencia de que la mayoría son más bien vacías), y armarme de mucha paciencia para reconstruirlo todo desde sus bases para poderlo comprender y transmitir.

Y finalmente aceptar que moriré sin comprenderlo todo porque esto no es posible.

Pero aún con todas las limitaciones hay algo que me hace sentir bastante realizada y es la forma en que los resultados obtenidos por mis alumnos en sí mismos se han vuelto más impactantes y reales, en la medida en que les he podido transmitir comprensiones a medida que me han ido llegando.

Todo empezó cuando comprendí que la canalización era algo secundario.

Hermoso y lleno de fuerza pero secundario… si el alumno renunciaba a modificar ciertos esquemas mentales, y no se abría a introducir conceptos nuevos en su vida como los que proporciona la Inyología en relación con el Movimiento Compensatorio.

En occidente explicamos esto de formas diferentes, porque en occidente necesitamos una teoría para cada concepto que en oriente está incorporado culturalmente desde hace siglos. En occidente la física cuántica nos habla por ejemplo de “polaridades”.

Pero finalmente todo lleva a lo mismo:

La energía se crea por la unión de dos opuestos que al conciliar o abrazarse, crean una explosión de fuerza en movimiento.

 

Para entenderlo sólo tienes que evocar una reconciliación, cualquiera, y verás lo que se ha movido en ti cuando esto ha ocurrido.

Entonces: los occidentales creamos teorías para comprender, y luego olvidar.

 

Nos arrastran las modas.

Por eso la fuerza nos llega por casualidad, pero mayormente nos debilitamos a cada paso que damos.

No es una opinión personal: sin determinadas comprensiones el Método Reiki se queda en “Reiki” a secas.

Y finalmente las personas hablan de “energía Reiki” como si la energía pudiera ser diferente si le cambias el nombre…

 

reikisistemicocharlaAdemás, como no aprendemos más que creencias que se deforman en la transmisión, poco a poco vamos comprendiendo menos y menos.

Y ahora estamos en un punto muy triste en el que cuando una persona habla de Reiki, percibe miradas aviesas y comentarios que entristecen a los iniciados más serios y comprometidos con este Método.

Una iniciación es una experiencia dulce e intensa, pero no te convierte en un iniciado si al salir del seminario sigues excluyendo, juzgando, significándote con tu propio ego, y siendo víctima de tu propia arrogancia.

El Método Reiki es un Método de Crecimiento Personal, al menos ha de serlo para un alumno occidental porque en occidente llevamos mucho tiempo con el norte en el sur.

Tenemos que reaprenderlo todo sobre nuestra propia naturaleza energética, luego aprender a gestionar esa naturaleza, e integrar todo esto en nuestra vida y en la vida de los que nos rodean.

 

Necesitamos dejar de repetir que la baja energía de los demás nos afecta porque somos muy sensibles y especiales. Necesitamos aceptar que nuestra vibración afecta a todos los demás, siempre.

Entonces, aprender el Método Reiki puede ser de dos formas:

  • versión light,
  • o mediante un profundo trabajo interior.

Yo apoyo cien por cien tu libertad de elección: pero comprende tú que yo no esté disponible para la versión descafeinada.

Sé muy bien que sin un cambio en el nivel de comprensión no obtendrás ningún progreso duradero.

Y sin honrar tu propia naturaleza y tu lugar en el mundo, no obtendrás más que cuentas de colores sin ningún valor… y la consiguiente pérdida de tiempo de tu vida, cuyo valor sí es incalculable.

Piensa en ello y decide ahora como vas a abordar lo que queda del camino: tu decisión hará la diferencia.

 

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente.

 

Pilar Rodríguez-Castillos*

 

FLECHADescubre aquí todo lo que necesitas saber sobre Reiki Sistémico®

3 Comentarios

  1. Paloma Fernandez
    25-09-2014

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en toda la argumentación que realizas. Tras mi iniciación, un sentimiento de inseguridad me invadió , aun a pesar de haber visto y sentido en mi interior el proceso. Para mí el metodo reiki es una via de crecimiento personal y una mayor comprension de la vida, y el privilegio de poder llegar a los demás. Cuánto mas avanzo, comprendo y me sano interiormente ,más capacidad de ayuda puedo prestar a los demás. Y eso a su vez se retroalimenta una y otra vez. Me he encontrado gracias al metodo reiki y sé cual es mi lugar en el mundo. 

  2. Pilar Rodriguez-Castillos
    27-09-2014

    Me alegra que sirva Paloma.
    Que tengas un feliz presente.

    Pilar

  3. Natoma
    02-10-2014

    ¡Hola! … y si estamos en ese camino donde no vemos el horizonte como canalizadoras, porque solo fuimos iniciadas, ¿qué podemos hacer? antes de poder formarnos en Reiki I.

    🙂 Saludos.

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*