Érase una vez una mujer que quiso ser feliz (y aún quiere serlo más)

La mayoría de las personas te dirán que la realización es una cuestión de tiempo. Lo cierto es que si sigues mis intrucciones puede ser que tengan razón… excepto en una cosa: será muy poco tiempo.

erase

No estoy intentando que vengas corriendo a mi consulta (tengo lista de espera, sólo atiendo presencialmente en Madrid y me consta que mis artículos se mueven bastante más lejos). Esta entrada va de que inicies un proceso de cambio sin necesitar de nadie. Eso sí: tienes que seguir mis instrucciones al pie de la letra.

Si actualmente algo de tu vida no mola es obvio que necesitas cambiar algo.

La mayoría de las personas que conozco están disponibles para la queja pero no están disponibles para cambiar nada.

 

Con frecuencia las personas dicen:

 

– “ohhh espero que esto mejore” pero no se deshacen de la bomba de relojería que llevan en la mano e incluso se hacen con otra.

 

No importa que sepan que las bombas explotan.

En fin.

 

Comprenderás que así no hay forma de que algo mejore.

Los reyes magos no existen, y si uno quiere algo tiene que moverse para conseguirlo

 

Para explicarte lo que quiero explicarte, tengo que contarte algo sobre mi.

SecretoPero por favor no se lo cuentes a nadie. 😉

 

Mira: hace casi 20 años yo tenía una vida de abundancia por encima de lo que normalmente solemos encontrar.

En un par de horas era capaz de gastar 1500 dólares de entonces  en la perfumería, en la zapatería, en un spa o en tratamientos y productos cosméticos de alta gama,  y el último perfume salido al mercado… (uno para mi, y uno para una amiga).

Básicamente todo era una ganga para mi, para que te hagas una idea.

 

Y sin embargo estaba muy triste, amargada y enfadada todo el tiempo.

 

No sabía lo que me pasaba.

Y cada día me sentía peor.

 

Mira

Lo tenía supuestamente todo.

 

Un chalet de 500 m2 en dos plantas con piscina, personal a mi servicio, viajes, caprichos, vida social relevante (sea lo que sea que esto signifique), un marido que me trataba como una reina, unas hijas maravillosas que iban a buenos colegios…

Sin embargo yo estaba triste y enfadada todo el tiempo.

Algo me revolvía por dentro.

 

Sobre todo recuerdo que entonces solía sentirme siempre muy enfadada.

 

Muchas personas me decían que tenía una vida envidiable, y yo asentía pero internamente no lo veía tan claro.

Era obvio que muchas personas envidiaban mi situación, pero yo no lo comprendía.

Aunque ciertamente no entendía del todo por qué me sentía así.

 

¿Te ha pasado de sentirte así?

Bueno…

Yo tampoco me atrevía a preguntármelo directamente.

 

…y ¿sabes? sinceramente creo que no me atrevía porque me daba miedo escuchar en mi cabeza lo que ya sabía en el fondo de mi alma.

 

Hasta que un día me desperté por la mañana, una vez más arrastrando la vida, me senté en mi cama, suspiré profundamente, y apoyé la cabeza entre las manos.

Inesperadamente me vino a la mente una pregunta…

 

mujer brazos

-“Pero… ¿que me está pasando?”.

Y entonces ¡voilà!

 La respuesta llegó como un tiro…casi interrumpiendo la pregunta.

Fue lapidaria.

– ¡No soy feliz!

 

¡Ah! ¡Era eso! ¡Qué cosa tan horrible!

 

 

 

Volví a decirlo, en un susurro tímido, frente al espejo del baño.

 

– “No soy feliz…”

 

Puaj!… Menudo asco.

 

Verbalizarlo me hizo mucho daño… porque no tuve más remedio que asumir el feedback.

 

Tengo que decir que al mismo tiempo que me dolía,  aquello fue una gran liberación para mi…

Porque entonces supe por donde empezar para cambiarlo.

Pensé en ello varios días y descubrí que no me sentía parte de la vida que tenía.

 

Simplemente no iba conmigo.

Sentía que mi vida no tenía significado.

Que nada me reflejaba en mi día a día.

 

Y que tampoco mi vida tenía demasiado valor, en lo que se refiere a “contribuir” con algo de valor a mi realidad.

 

Total:

Que mis necesidades no estaban cubiertas, por mucho que mi vida fuera absolutamente alucinante a los ojos de otros menos ambiciosos que yo.

 

¿Comprendes lo que quiero decir?

¿Tú también crees que tus necesidades deberían estar cubiertas?

 

Entonces el paso numero uno para que puedas pasar de una vida que no parece tuya a tu propia vida es

  1. descubrir cuales son tus principales necesidades
  2. y analizar si están cubiertas.

Este primer paso es relativamente fácil de dar…

…pero la mayoría de las personas no pasan al siguiente, como me pasaba a mi, que es el afrontamiento.

 

Este es el proceso más difícil, más duro y más largo.

 

Con frecuencia afrontar lo que pasa te sumirá en un duelo que tardarás en procesar.

Pero los más valientes tienen un gran premio.

Cuando afrontas tu realidad rápidamente comienzas a sentirte cada vez más sólida emocionalmente, más alegre y creativa, y más significativa en relación con los demás.

 

adrenalina¡Es como un subidón de adrenalina! ¿sabes?

Y cuando sales del primer momento de bajón por ver lo que no estabas viendo, y comienzas a sentirte renovada y poderosa… queda todavía la última etapa del proceso que es la de decidirse a mover ficha.

Esto es la joya de la corona.

 

¿Quieres saber lo que hice yo ?

 

Pues bueno.

Al principio, desde luego, no sabía lo que tenía que hacer.

Pero lo que rápidamente vi es que tenía que salir como fuera de aquella vida en cierta forma improductiva e irresponsable y tener una vida de la que me pudiera sentir parte.

A algunas personas les resulta grato vivir en las nubes, pero a mi me resultaba hueco y aburrido… porque por naturaleza soy una persona de acción y me gusta asumir retos, y contribuir con la creación de una realidad mejor al nivel que sea.

No te voy a contar los detalles para no aburrirte…

…pero un año después estaba instalada en Madrid con mis hijas comenzando una vida nueva, en la que nada era fácil, pero en la disponía de retos, de posibilidades… y en la que todo dependía casi exclusivamente de mis acciones y decisiones.

Aquello fue como un reset, y a pesar de esta situación nueva, tan llena de incertidumbres… me sentía mucho más libre, feliz, autónoma, y significativa.

A partir de entonces todo el resto de mi vida me he sentido orgullosa de mi misma por estos pasos que muchos no comprendieron, y que más de los que puedes imaginar creían que eran pasos hacia atrás… ¿lo ves?

 

Bien entonces vamos contigo y repasemos los pasos para que puedas avanzar al nivel del Pleno Bienestar.

croquis-1Te haré un “croquis”, para que no te puedas perder.

 

Primero pregúntate:

1. ¿Cuáles son tus necesidades? ¿Están cubiertas? y ahora Verifica tus carencias.

 

A continuación, cuando estés preparada…

 

2. Afronta la realidad tal como es, y verifica tu posición ante ella. ¿Encajas en tu realidad o necesitas una nueva?

El afrontamiento es crucial: es donde fracasa la gran mayoría.

Es la parte que a veces requiere de ayuda profesional.

Afrontar la verdad, excepto a unos pocos, suele dar miedo porque al afrontarla tienes que asumir el siguiente paso que es…

 

3. Haz algo. Lo que sea. No te quedes ahí mirando.

Haz algo porque si no lo haces, sabiendo la verdad, te sentirás culpable y frustrada toda la vida.

Y no mejorará.

Irá siempre a peor.

Te lo garantizo.

Saber lo que pasa y no hacer nada, es peor que no saber lo que te pasa.

 

Llegada a este punto, si realmente das los pasos necesarios, tienes garantizado el paraíso.

Quizás no será perfecto, pero será el lugar en el que encontrarás tu propia realización y alegría de vivir y de luchar por tus sueños.

Al mismo tiempo que te digo que es fácil, tienes que tener en cuenta otra cosa.

Las creencias pueden interferir para llevarlo a cabo. 

Entonces este artículo te puede servir para averiguar en que punto estás estancada y lo que necesitas para poder avanzar.

 

Mi última recomendación es:

Si te ves atascada y no sabes como avanzar al próximo paso, por favor pide ayuda.

 

Verás

cofre-del-tesoro

La vida es un tesoro demasiado caro para vivirla sumida en la frustración, el dolor y la incertidumbre.

 

Pide ayuda

 

Tú al igual que yo, te mereces una Buena Vida, en la que te sientas realizada, estable, alegre, y con significado.

 

Si quieres que te ayude un poco más bájate mi ebook gratuito aquí (ahí encontrarás el truco para escribirme si quieres preguntarme algo).

 

Espero que sirva

 

Que tengas un feliz presente.

 

Pilar Rodríguez-Castillos

 

FLECHA¿Quieres más? Pincha aquí y descárgate GRATIS mi ebook “Los Secretos del Arte de Comprender la Energía”

 

8 Comentarios

  1. ester
    07-05-2015

    hola Pilar, hace tiempo vengo siguiendo tus escritos que de alguna manera me ayudan a ir siguiendo en este dia a dia tan dificil para mí. 
    me decido a escribirte ya que este ultimo articulo acaba de removerme hasta lo mas profundo.
    hace quince años me pare a decidir que iba a hacer con mi vida y busque ayuda. con los años en terapia descubri muchas cosas de mi que fui modificando hasta que finalmente tome una decisión donde crei que todo me iría bien.
    pero hoy siete años despues constato confirmo y concluyo que aquella decision fué ha sido y és la peor decisión de mi vida.
    es por eso que al leerte me sume en una profunda desesperación ya que siento que no tengo salidas mas que esperar, dejar que el tiempo pase y poco mas.
    he vuelto a pedir ayuda y es como si tuviera que “volver a empezar”…

    gracias por tus escritos!

    un abrazo
    ester

  2. Pilar Rodriguez-Castillos
    08-05-2015

    Me alegra que sirva Ester!

    Que nada te detenga en tu camino hacia el bienestar!

    Pilar

  3. Noni
    08-05-2015

    Siempre en el momento oportuno. El problema que yo creo que tiene solución son los km que nos separan pero me encantaría trabajar ciertas cosas en su consulta.
      En cuanto resuelva lo de mi tratamiento te llamo y empezaré a ir a Madrid aunque sea una vez al mes. Gracias Pilar. 
             Un abrazo

  4. Pilar Rodriguez-Castillos
    08-05-2015

    Me alegra que sirva Noni!
    Espero verte pronto por Madrid.
    No olvides pedir tu cita con tiempo suficiente, ya sabes como andamos por aquí…

    Un abrazo para ti también! ^_

  5. andreina
    08-05-2015

    Hola Pilar, tu mensaje ha hecho que me cuestione mucho, al igual que tu historia, soy una persona q lo tiene todo, de manera moderada, pero tengo una buena vida, x lo menos financieramente.  

    He llegado a la conclusion de que cuando llego al punto de tomar las desiciones de cambio me vuelvo un ocho, no por miedo sino x falta de voluntad, por ejemplo: se que tengo que bajar de peso y aun sabiendo que me sentiria mejor conmigo misma, y estaria mas saludable, hago mi croquis y me “propongo” a hacerlo y no continuo…aun sabiendo que no está bien.

    Esto es solo un ejemplo, soy una persona muy inconstante para todo, me cuesta terminar todo lo que empiezo en mi vida  y eso me ha acarreado cualquier cantidad de problemas porque luego q no las hago me siento mal otra vez…y asi se convierte en un círculo vicioso.  

    Se que debo comprometerme conmigo misma aun asi no se como hacerlo para por fin dar el gran paso.

    Gracias

  6. Pilar Rodriguez-Castillos
    08-05-2015

    Hola Andreina

    Me alegra que el artículo te haya servido para reflexionar y revisar tus, digamos, “tendencias”
    El compromiso es contigo, y sólo contigo.
    ¿Por qué no te das permiso para ser generosa contigo y “darte” lo que necesitas para poder sentirte bien? ¿Quién en tu casa hacía lo mismo que tú?
    ¿Qué obtienes dejando todo inacabado?

    Quizás estas preguntas te sirvan para aclararte un poco más.

    Espero que sirva.

    Pilar

  7. andreina
    09-05-2015

    Buenos dias Pilar, gracias por contestar. Entiendo que mi padre ha sido adicto toda la vida y cae por ejemplo en esos miedos de morir o enfermarse y aun no deja lo que le está haciendo daño,  en cierta forma aunque no se trata de adiccion de drogas, debo tener el mismo problema, al final debe ser una adiccion a no estar bien?Seguiré trabajando en ese lazo/ memoria flotante que está ahi, supongo en mis genes o mi subconsciente,  que ya se convirtió en consciente jeje…. y poder finalmente romper con este patron, no tengo excusa!
    Un abrazo

  8. Valeria
    23-08-2015

    Bello… Me ayudo a ver claramente para atrás… ahora noto como estoy cerrando el paso 2 e iniciando el 3, literalmente ayer logre identificar exactamente como quiero vivir… 😀  Después de un doloroso y hermoso año de cambios (no soy madre pero dicen que parir es el dolor mas intenso y bello) por eso creo que el paso 2 es como un parto (energético o emocional)… donde nos parimos a nosotras mismas… por eso si tengo que darle un consejo a quien todavía no se anima a enfrentar el espejo es ese… duele sí, van a encontrar miedos y dudas, un ejercicio que me sirvió mucho es identificar esos miedos y tomarlo por lo que son una alarma, atrás de cada miedo hay una pista de algo que hay que sanar… y digo que duele, pero es un dolor que nada tiene que ver con el sufrimiento… una vez lo pensé como si tuviera que abrir una herida para hecha agua oxigenada… duele un ratito no más!! 
    Ha! algo más… después de atravesar el paso 2 es casi imposible no seguir… hoy me veo como soy y no hay forma de que quiera “dormirme” otra vez!  
    Saludos desde Argentina Gracias por la nota!

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*