El sorprendente placer sanador de ofrecerte Reiki a ti misma.

¿Qué pasaría si pudieras disponer de una herramienta que te permitiera experimentar una profunda conexión, a la vez que te estabiliza y te aporta un bienestar profundo… y acumulativo?

¿Qué harías con una herramienta así, si fuera invisible, portátil, y sin fecha de caducidad?

Sí eres como yo, la usarías a diario para sentirte cada vez mejor.

Pues esto es fácil: esta herramienta existe, y es el Método Reiki.

A menudo respondo correos a personas que han recibido una o varias sesiones de Reiki  y que quieren aprender para poder dárselo a sus hijos, a sus padres muy mayores  o a algún animal de compañía. (Sí! A los animales les encanta recibir Reiki!).

Han leído algo sobre el Método Reiki y me preguntan cuanto tendrán que estudiar para poder hacer lo que su terapeuta ha hecho con ellos.darse reiki a uno mismo

Cuando les digo que en el transcurso del Seminario Shoden (Nivel I de Reiki Usui Tradicional) se darán su primera autosesión, y que esa noche podrán aplicarse una sesión completa igual a la que han recibido en la consulta del Liceo, les cuesta creerme… pero como la mayoría confían en mi, terminan aceptándolo con alegría.

Y luego llega el momento de vivir y disfrutar la experiencia.

Efectivamente: todo el mundo puede aprender el Método Reiki: hasta un niño pequeño… aunque a los niños se les enseña de un modo diferente… porque es mucho más fácil para ellos comprender la energía, en cuanto más pequeños son y menos creencias interfieren entre ellos, y su conexión natural.

La mayoría de las personas que llegan a un seminario de esta naturaleza, llegan con dudas sobre su propia capacidad para canalizar energía.

Mi labor es ir disipando estas dudas para que no interfieran con el trabajo que vamos a abordar.

Por esa razón realizo una sencilla y efectiva preparación de algunos días, previo al seminario, que ayuda a los futuros iniciados a llegar sin tantas interferencias, más serenos y más abiertos.

He visto que esto es importante porque en la medida que una persona está más abierta y relajada, le resulta mucho más cómodo ir descubriendo las sorpresas que le va deparando el proceso de iniciación, sin que sus creencias interfieran.

En otros artículos que puedes leer en el Blog he ofrecido información sobre los beneficios del Método Reiki a nivel de desarrollo personal y espiritual.

Pero me he dado cuenta de que estaba en deuda con los no iniciados, que muchas veces me hacen preguntas sobre lo que pueden esperar de una jornada de esta naturaleza.

Así que aquí vengo a saldar mi deuda contigo.

Creo que uno de los impactos más espectaculares que recibimos todos aquellos que decidimos experimentar con el Método Reiki, es el placer de elevar rápidamente nuestra vibración.

En la práctica esto se traduce en una inmediata y poderosa sensación de alegría, de suavidad interior, y de sensación de unión con las personas que nos rodean.

Recuerdo muchos comentarios de los participantes de mis cursos luego de sus iniciaciones, pero ahora me viene con especial fuerza el comentario de una muchacha que durante las primeras horas de trabajo se había mostrado poco receptiva, callada y escéptica.

Al terminar el proceso de iniciación, tenía los ojos llenos de lágrimas, y le pregunté si se encontraba bien.

Me dijo que sí, que se encontraba bien, y que no podia explicar sus propias lágrimas ni su profunda emoción.

Se ruborizó un poco, hizo un breve silencio, cogió un pañuelo de papel, y me dijo:

hand holding with the Reiki symbol

 

– “No sé explicarlo. Ha sido como volver a casa”

Mi postura ante los desbordes emocionales es no interferir.

Cada persona tiene que vivir su momento de la manera que sea necesario para ella.

Con el tiempo cada cual encontrará el significado a su vivencia personal.

Entonces simplemente asentí, y le señalé una pila de caja de pañuelos para ya dejarla en paz seguir resolviendo su proceso sin miradas que lo condicionaran.

Dicho esto creo que es importante aclarar que no hacemos un curso del Método Reiki para realizar una catarsis emocional.

Provocar esto es con frecuencia un grave error.

Pero hay que asumir que a veces, al calibrar nuestro sistema energético a través de la canalización, los bloqueos se muestran en forma de lo que fueron en su origen.

De modo que si durante mucho tiempo has tenido reprimida una emoción, puede mostrarse o liberarse.

Es lo que llamamos crisis de sanación.

La sensación de liberación luego de este proceso, se siente la mayoría de las veces a nivel físico.

Es como una expansion interior, y una profunda y agradable sensación de ingravidéz física y espiritual.

Lo maravilloso de todo esto es que mientras tu disfrutas de estas sensaciones tan agradables, estás sanando sin darte cuenta.

Luego del seminario, cuando estás en casa y te das tu propia sesión en tu cama o en tu sofá, buscando y obteniendo ese placer de la relajación instantánea, de la alegría de la conexiónestás sanando las capas más profundas de tu vida.

Aquellas que son urgentes y que te permitirán abrir más los ojos y cada día dar un paso más allá.

La única condición para conseguir el máximo beneficio… es disfrutarlo con humildad y sosiego.

Parte del trámite requiere  aprender a honrar tus propios procesos.

Porque el Método Reiki es profundo y generoso, y te guía fácilmente por los primeros pasos en los que vas a levantar los cimientos de tu nueva forma de vivir y de sentir la vida.

En uno de mis ebooks explico la gran experiencia que ha significado para mi transmitir este método secreto para atraer la felicidad… pero hoy prefiero centrarme en en transmitirte sus posibilidades y lo que vas a obtener de él.

Bien pronto, luego de la iniciación, sentirás que te resulta menos fácil conectar..sendero sakura

  • con la ira,
  • con las preocupaciones,
  • con el desprecio
  • y con la falta de conexión

Al principio a veces recaerás, pero no pasará nada porque cuando esto ocurra tendrás tus herramientas (tu autosesión, entre otras) para volver a sentirte alegremente conectada y serena.

Y poco a poco, con el uso continuado del Método Reiki, estos rebrotes de antiguos malestares, se espaciarán cada vez más.

Hasta que un día podrás decir como yo digo a menudo: “no recuerdo la última vez que me enfadé”.

(Aunque hoy yo sí lo recuerdo, porque hace bien poco estuve bastante enfadada. Es normal: todas las emociones han de tener cabida en ti: el caso es autoexpresarte sanamente, sin herirte ni herir a nadie, y luego seguir adelante con alegría y conexión

Porque cuando te quedas anclada en una emoción, o cuando la reprimes es entonces cuando empiezas a enfermar, y a perder el camino hacia el Pleno Bienestar).

Si tienes alguna pregunta sobre esto puedes escribirla abajo y estaré feliz de responderte.

Espero que de momento, esto te sirva.  ^_^

 

Que tengas un feliz presente!

 

Pilar Rodríguez-Castillos* 

 FLECHAPincha aquí si quieres saber más sobre Reiki Sistémico®, la formación exclusiva del Liceo.

3 Comentarios

  1. Mª Ángeles
    13-08-2015

    Buenas noches, Pilar y gracias mchs por tus artículos interesantes. El método Reiki es útil y recomendable. Un saludo!

  2. Karina Edith Laglaive
    14-08-2015

    Quisiera preguntarte: Yo soy maestra de Reiki,pero perdí a mi padre hacen tres meses y me enfermé bastante…la gente me pide pero considero que debo estar mejor,estos días de hecho lo extrañé mucho y lloré mucho…puedo hacerme reiki ahora o conviene que me haga otra persona? Gracias!

  3. Pilar Rodriguez-Castillos
    15-08-2015

    Hola Karina. Cuanto más Reiki te des, antes estarás mejor. También es bueno dar sesiones a otros, no les harás ningún daño.
    Pero lo más importante es dejar a tu padre seguir su camino, y agradecerle la vida que te ha dado.

    Puedes visualizarlo y darle las gracias por la vida que te ha dado.
    Pero déjale marchar: está bien así, una vez que todo ha pasado.

    Ambos debéis seguir adelante. Así sera mejor para los dos!

    Gracias por visitar el Blog del Liceo.

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*