Cómo salir de tu burbuja (o lo que realmente necesitas para el Pleno Bienestar).

¿Sabes pedir ayuda o lo haces cuando te llega “el agua al cuello”?

La mayoría de las personas que conozco piden ayuda cuando ya todo se ha enredado de tal manera que necesitarían a los G.E.O, un equipo de paramédicos, un millón de dólares, un helicóptero, y al mago Merlín.

¿Por qué lo hacemos así?

miedo1Tiene que ver con el individualismo criminal en el que hemos sido educados.

Nuestra cultura de lo individual, que funciona tan bien para impulsarnos hacia la Vida a partir de la adolescencia, se vuelve un pesado lastre.

20 años no es nada, como dice el tango

pero 20 años de perspectiva individualista es una garantía de tener un paisaje interior devastado por una insoportable soledad.

Entre los 30 y los 40 años la mayoría de los occidentales empiezan a notar ese vacío de sentirse dando gritos silenciosos en el desierto.

No es que no pedimos ayuda porque no la necesitamos: es que va en contra de lo que pensamos que debe ser la vida de un adulto.

En algún momento comenzamos a creer que lo que necesitamos “esta implícito” y que no deberíamos tener que explicanos para que los demás lo comprendan.

Si tomas en cuenta que todos los demás que te rodean están más o menos en la misma situación, te darás cuenta de que somos como hologramas flotando en una burbuja, aislados, tristes y enfadados... esperando en silencio por un abrazo que nunca llega.

Pero el caso es el siguiente:

No llega porque no lo damos.

No llega porque no lo pedimos.

Y no llega porque todos los demás están viviendo acusiados por la misma pesadilla. 

Entonces…

¿Quién podrá ayudarnos si todos están viviendo la misma situación?

Podríamos resolverlo muy fácilmente cambiando nuestra perspectiva.

Pero a medida que el tiempo pasa nos resulta más complejo encontrar el camino para dar este paso.

Encontrar una nueva perspectiva se vuelve tan frustrante como buscar agua en el desierto.

La realidad demuestra que cuando estamos en esta situación y todos los que nos rodean también. realidad

Nos volvemos ciegos y sordos ante lo que ocurre a nuestro alrededor.

La desesperación es tan grande que todo lo que nos importa se aleja, se vuelve imposible de gestionar, y el dolor no deja de aumentar segundo a segundo.

En verdad las discusiones, la queja y la crítica constante no son más que el disfraz de una sola petición y nada más que se resumiría en una breve frase:

“Necesito que me veas”.

Pedir ayuda no sería necesario si viéramos a los demás y permitiéramos que los demás nos vean.

Y si comprendiéramos que lo individual es una ilusión, y que la omnipotencia nunca es la opción que conduce a la realización y al bienestar.

La ayuda se pide cuando hay una emergencia, y la emergencia no se produciría jamás si renunciáramos a la creencia de que lo individual existe.

Porque no existe.

Sí.

Te lo prometo.

No existe.

 

Para los seres humanos la pertenencia es importante porque a un nivel profundo sabemos que no se puede sobrevivir con una perspectiva individual.

El problema es que todo lo que te pasa tiene una resonancia que viene de muy lejos, involucra a los que te rodean, y se proyecta sobre tu futuro y sobre tu destino.

Guau.

Y encima lo siguiente:

La ayuda es amor: es todo lo que es.

Así que lo que necesitas no es ayuda, es amor.

 

Y la única manera para recibir ese amor que necesitas y mereces, es salir de tu burbuja y entrar en la de alguien que te importa y con quién todo se ha vuelto muy difícil.

(Cuánto más difícil se haya vuelto, mejor).

Mírale con esa mirada que va más allá de la imagen que el otro proyecta.

También puedes renunciar a proyectar ninguna imagen sobre ti.

Y comprende que también, como tú, el otro está solo, ciego y sordo.

Y sólo dile:

– “Yo te veo”

Es lo que espera.

 

magiaY también, esa es la puerta de salida mágica que tú andabas buscando.

Entonces no pasará mucho tiempo para que el otro, agradecido, te diga:

– “Gracias”

 

Y te ofrecerá la mirada, el abrazo y el amor que necesitas para sentirte segura, fortalecida y plena.

Espero que quieras reflexionar sobre todo esto.

Que tengas un feliz presente.

Pilar Rodríguez-Castillos

 

FLECHADescárgate aquí GRATIS mi eBook “Los Secretos del Arte de comprender la Energía”. Disponible por tiempo limitado.

2 Comentarios

  1. Gloria Medina Ruiz
    10-01-2016

    La sincronía que siento contigo es impresionante!. ¿Puedes imaginarte e incluso sentir lo que me aportas?…seguro que sí. Gracias de corazón, Pilar. 

  2. Sendero Reiki
    10-09-2016

    Gracias a ti Gloria!
    (No había visto este mensaje, lo siento!

    Que tengas un feliz presente!

    Pilar

Añade un comentario

Tu correo electrónico nunca será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*